Belleza rara

 

Scott Lickstein

Qué sorpresa.

Había tapado la espesura. Creía que la falta de luz no la permitiría brotar. Pero nos hemos visto y has levantado la claraboya. Hay un bosque secreto en desbocado crecimiento, crecen frutas de aceite, resbala el néctar por los troncos. Hay una jungla llena de nuestros pájaros cantores. ¿Cómo es posible que sigan así, vivos, exóticos, raros? ¿Por qué es nuestro amor tan raro? Crece sin luz, no tiene hogar, nos habita y se va, no entiende de tiempos ni de edad.

Y yo soy susceptible a la belleza. A la belleza rara no puedo resistirme. Y tu belleza lo es. Rara, rara, rara. Belleza rara.

Rara y raro. Somos dos extraños animales que parecen dioses cuando se aman, como dos bestias o demonios que se toman un descanso de la miseria.

(Fotografía: Scott Lickstein)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s