Cuestión de la luz

 

66bed9f78c2b414fd6ce84ac077746de_L

 

Es el sol. Es cuestión de la luz.

Cambia volátil la idea de las cosas.

Desnuda o visibiliza las raíces.

 

Pero no es ya un asunto de opacidades o ausencias de tinieblas.

Es un epígrafe mudo, un índice deshabitado, un vacío resignado.

 

El tiempo se tambalea ante el resplandor, desaparece.

 

¿Por qué entonces esta prisa ordinaria y tosca?

¿Por qué entonces anidar en los límites en vez de traspasarlos de una puta vez?

Dar el célebre y nombrado salto, generar un revuelo cósmico, sufrir la auténtica y primigenia metamorfosis, pero para siempre.

Será que vivir es así. Ser siempre nuevos, estar constantemente inconclusos, celebrar las suspensiones, añorar la existencias, exprimir los vicios, dudar de las huellas, amamantarse de luminiscencias breves, arrullar realidades o presagios, bullir milagros, creer mentiras, profundizar en banalidades, aumentar en lo escaso, perdernos una y otra vez en laberintos hilvanados para deshacer caminos y despacio pero tenazmente, acercarnos a la luz….

Es cuestión de la luz. Es el sol. Transforma si piedad las composiciones de las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s