Una sonrisa más

Trabajará sus diez o doce horas en el bar de la esquina, de pie. Un bar “Pepe” más. Menú a nueve euros. Los obreros, currelas y pintores son los que van a comer. Pero él me fascina, me alegra el día.

-¿El cortado-tado para quién?- pregunta sonriendo esperando a su vez una sonrisa, provocador pero tierno. -¿Leche fría, templada o del infierno? ¿Y el té azul para quién?-

Imposible no sonreír. Se va cantando-tando. Ha cumplido su misión. ¿Cuántas sonrisas llevará hoy? Y así cada día. Parece que su alegría se asienta sobre una felicidad reposada y cotidiana. Seguro que si le preguntas si es feliz no sabría qué decir, pero este tipo encontró la llave.

Ayer le vi en el colegio de mi hijo, llevando a clase a la que debiera ser su hija. Sin la bandeja y tras la barra no le reconocí. “Tenías las dos piernas” le dijo un amigo, cuando ya en el bar le vi y pude situarle dentro de su decorado. Soltó una carcajada sincera, como el agua de un caudal ,”eso no me lo habían dicho nunca” y debió apuntarse la broma en su libreta de camarero, su gran libro sagrado de los chistes y  la felicidad y así, conseguir mañana o pasado,

una sonrisa más.

images

Anuncios

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s