Digo adios

Escritos a la sombra, octubre de 2011

 

Digo adiós.

Digo adiós desde la ventana,

tu andas mirando al suelo.

 

Digo adiós en cada gesto,

digo adiós cuando ya mi voz se niega a explicar

lo que le pasan a mis ojos bajos.

 

Digo adiós desesperadamente,

con todo mi cuerpo,

desgastado.

 

Digo adiós a tu silencio,

a tus conversaciones de nada,

a tu pereza.

 

Digo adiós y mi mano

se petrifica en una huella insostenible.

 

Digo adiós y me arden los dedos,

esta piel ansiosa de susurros,

de otras manos que se funden,

de otras manos que no están,

languidecen,

desdibujan un adiós cobarde,

un hazlo tú,

un no lo soporto,

un adiós escondido,

un adiós tirado,

un adiós terrible

pero un adiós al fin y al cabo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s