¿Se convirtió en príncipe la rana? o una extraña manera de amar

Quería un amor que se proclamara, un amor de los que no duda en gritar al mundo entero, un amor de mirada fija, que no pestañea, que no teme.

Pero me enamoré de una rana (con todo mi respeto hacia las ranas). Yo no lo sabía, tarde años en darme cuenta.

Como princesita destronada a la que vendieron el fatídico cuento de hadas, mi amor era sufriente y esperaba y esperaba, siempre pendiente de que el hechizo (de mi propia mente) dejara de hacer efecto.

Me enamoré de una rana pensando que era un apuesto caballero. Lo mismo da que fuera olmo (por lo de pedirle peras al árbol equivocado) o rana. Veía una cosa cuando en realidad había otra. 

El tiempo fue pasando y tras las vestiduras imaginarias de mi mentira iban asomando las verdades del ser con el que compartía mi vida ( ni mejores ni peores, cada uno con las suyas). Mi horror era tal que intenté por todos los medios convertir a esa desafortunada rana en algo que no era, en la prolongación de mi delirio. La rana también padecía su pobre ceguera y sucumbió a mi intento de conversión. Ella tampoco había sido nunca amada por lo que era, de hecho, no se sabía rana. Hasta que un día, no sin dolor, las lágrimas despegaron la aferrada venda que cubría mis ojos y vi. Vi mi propia ceguera, vi mis ojos tapados, vi que no era justo para nadie seguir con esa farsa, vi que debía dejar ese juego macabro, vi que amar era ser sincero, también con uno mismo y con lo que puede y quiere dar, vi, y aunque el dolor fue grande, fui libre. 

Cuanto duele la primera bocanada de aire, la luz en los ojos tras la oscuridad, uno tarda en ver, las formas están borrosas, no existe nitidez, pero poco a poco, se definen los contornos y el espectáculo de ver la realidad, tal como es, sin máscaras ni disfraces  supera cualquier amada ficción.

Ante todo,

gracias rana por esta lección tan valiosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s