¿Las damas primero?

Desde que soy madre, no te lo voy a negar, me gusta que me abran la puerta de la calle y si, también la del coche. Agradezco al galán que se levanta corriendo de dónde está sentado para ayudarme con el carrito o con lo que pueda yo pueda llevar en el las manos (un bolso lleno de piedras y más cosas útiles). Agradezco la predisposición a servir y si, me dejo cuidar mucho más, me he resignado a mi imposible posición de “supermujer” y me he dado cuenta de que aquellas que se dejan mimar están rodeadas de ese amor que yo busco. Celebro cuando existen esos novios “a la antigua” como diría una amiga mía, que te llevan a casa y te dan un beso en la puerta, porque cómo dice el sabio marido de otra gran amiga; “sabía que eras para mi y no tenía prisa”.

Si, me gusta que me pongan un abrigo sobre los hombros cuando hace frío, que me besen la mano, que me pidan compromiso de rodillas y que quieran algo para toda la vida. Y de verdad, creo que ese amor existe.

images-173

Algunas me tachan de antigua, de conservadora y creo que hay una pequeña confusión en todo esto. Anticuada y conservadora no soy, al contrario, pero reconozco que me gusta que me cuiden y sentirme amada y protegida, ese tipo de detalles pequeños que hacen que una se sienta especial.

Estas conversaciones sobre qué es anticuado o no, sobre si el hecho de que nos abran la puerta es un insulto o un halago, terminan rápidamente cuando hablamos de materia sexual, porque a la hora de “terminar” muchas coinciden en que las Damas vamos primero.

beso1-291x300

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s