Canción eterna

Invierno de 2009

Perdóname amor.

Perdóname por no creer en ti.

Perdóname,

mi alma a veces se pliega,

hago trampas,

escupo sobre tu verdad; tan bella,

tan cristal, tan niño, tan verdad.

Perdóname,

a veces me supera la misión que me

has encomendado.

Me siento tan pequeña cuando me llevas

en brazos

y yo quisiera sentirme grande siempre

y no este crecer así a trompicones.

Perdóname,

perdóname estas cuerdas desafinadas

que no saben entonar la canción que me susurras al oído,

perdóname,

es a veces tan difícil tocar la música de

la humanidad,

perdóname por desear a veces no

escucharla,

perdóname por no querer decir tu nombre.

¿Qué tienes preparado para mi?

Perdóname por querer saberlo siempre todo antes de que suceda,

por pisotear aquello que es amor,

perdóname amor,

perdóname mi cuerda, mi sol, mi montaña, mi pálpito, mi hálito, mi vida,

perdóname canción eterna,

hay tanto ruido,

este ruido que todo lo tapa,

mi torpe oído a veces no distingue y olvido,

perdóname el olvido, la ceguera, la trampa.

Y mil veces gracias,

gracias por llevarme en brazos y

gracias,

gracias por no dejar nunca de sonar.

1780683_709735992394215_1765432369_n

Anuncios

4 comments

  1. Gracias Mireia, por escribir, por vaciar ese ruido que todo lo impregna y llenarlo de música. Hay siempre tanto ruido que ya casi no lo oímos, pero arrolla la necesidad de nada que llevamos dentro, para poder serlo todo.
    Un beso fuerte, trovadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s