No se.

Me sorprende la soltura con la que dices “no lo se”. Como aceptas tu pequeña experiencia, como asumes con alegría tu bella ignorancia, como es hermosa en ti la falta de saber, el prisma de tu infancia.

Ojalá yo pudiera decir o pensar o soñar o amar con un “no se” tan ligero, sin peso, sin el peso de lo que “debiera saber o haber aprendido”. Ojalá yo pueda entregarme así a la vida, sin la certeza de saber, con la valentía de querer conocer, con la soltura de lo que aún no existe y no tiene nombre, de lo que está o no a punto de nacer.

Me sorprende la mirada de tu vacío, que está lleno, lleno de letras que se unen por puntos, lleno de pinceles mojados a punto de manchar, lleno de un tú que ni tan si quiera tú conoces, que está aún por inventar. Me asomo al vacío lleno de tu mirada, me columpio con tu risa de “no se”, la risa que ríe sin sentido y vive porque si.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s