Demodés

Sobre una superficie circular, sobre la esfera de un planeta de óxido y polvo.

Es en ese universo suspendido dónde se desarrolla Demodés. Sin comienzo ni final. Un mundo sin tiempo o con todo el tiempo del mundo. Atrapados a su pesar, contenidos en su propio habitad de cuerda raída y tierra, sostenidos por un hilo muy fino de melancolía y patetismo.

Demodés, más allá de la moda.

Un espectáculo tan vacío y tan lleno. Un espacio repleto de trastos, de recuerdos, alimentado por la memoria de tres payasos tan únicos como universales, tres viejos payasos que despiertan el pasado dormido, que despiertan la risa, la emoción, la ternura, la pena y la carcajada, todo al mismo tiempo.

Cuando este espectáculo termina uno siente una mezcla extraña de lástima y sonrisa porque parece que ese universo, como si de un animal disecado se tratara, estuviera mirándole a uno,  siempre vivo, en un limbo en donde habitan aún aquellos payasos que se fueron y que este mundo inmortaliza.

Demodes-sala-cervezas

Parece un trabajo fácil, como lo parece todo lo complejo. Leve pero con peso, como los fardos que cargan estos tres payasos, llenos de nadas.

Una entrada, como si de un pasaporte se tratara, para saltar a la explanada abandonada de las caravanas, cruzar la línea y disfrutar de poder verlos de nuevo, en esencia, al desnudo, sin máscaras pero con rostros.

Por todos los payasos, los que fueron y los que serán.

¡Qué viva para siempre Demodés!

(en La Seca, Barcelona, hasta el 16 de marzo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s